En Ia parte central y occi­dental do la América del Sur, donde las altas masas de la Cordillera de los Andes se precipitan imponentes casi hasta el borde del Océano Pacífico, se encuentra el territorio de la Re­pública del Perú, en cuya superficie de 1 ‘310,575 Kmts2 podrían caber juntos Bélgica, Yugoeslavia, Austria, Holanda; Italia, Suiza y Francia.

La Cordillera de los Andes recorre de Norte a Sur el vasto territorio del Perú formando murallas múltiples que suben y bajan por todas partes, llegando hasta los 6,767 metros de altura sobre el nivel del mar en el nevado Huascarán ‘ (la segunda cumbre de América); y descendiendo en él Cañón del Apurímac’ a la más honda depresión del continente ame­ricano.”

Esta “locura orográfica” ha dado a este país una diversidad geográfica extraordinaria, pues posée todos los climas y paisajes de la Tierra: en la Costa, la extrema aridez del desierto del Sahara, con sus fértiles valles frescos como oasis; en los valles andinos, él pintorrequismo y la fera­cidad de los paisajes alpinos; en las altas mesetas cordilleranas, la excel­situd de los páramos y nevados del Himalaya; y en la selva oriental del llano amazónico, la jungla africana.

Esta misma diversidad geográfica ha dotado al Perú de una extraordi­naria diversificación de su produc­ción, pues obtiene los frutos más discímiles: azúcar, algodón, cacao, té, café, olivo, tabaco, papas, etc. Y podría obtener todos los productos del mundo. ;

Y   no obstante estar en plena zona ecuatorial, su costa goza de un clima permanentemente primaveral, pues la corriente marina de aguas frías de la Corriente de Humboldt— re­corre sus mares costeros, dotando a este país de una gran riqueza pes­quera.

Mas la minería es una de tas mayores riquezas que tiene el Perú. Su actividad minera sigue mante­niendo vigente la frase creada por la. Europa admirada del siglo XVI: “vale un Perú”. Así, el Perú es el primer exportador de Plata, Bismuto; el 2o en Zinc, el 3° en Plomó; el 4° en Molibdeno; el 5o en Cobre; el 6® en Mercurio; el 7° en Anti­monio; el 8° en Cadmio; y el 10° Oro.

Y    estudios realizados por enti­dades internacionales consideran que son aún cuantiosas las reservas que hay en su subsuelo de minerales que tienen gran demanda en los mercados mundiales.

Cuando deslumbrado por la ri­queza del Perú, el Conquistador es­pañol Don Francisco Pizarro daba en el año 1532 noticia de su descubri­miento, el mundo occidental igno­raba que ya hacía más de tres mil años que se habían desarrollado en este país brillantes culturas, cuyos logros admiran ahora a la humani­dad.

El Oro de los Incas y del Gran Chimú; la estela labrada de Chavín; los increíbles mantos de Paracas; el oro lunar de los Mochiéas; Ips bri­llantes ceramios de Nazca, Vicús o lea, etc., representantes de estas an­tiguas civilizaciones, se encuentran en los más importantes museos del mundo.

V   en todo el territorio peruano se conservan los restos arqueológicos de los monumentos que levantaron en el pasado sus geniales arquitectos, como son Machg-Picchu, Chanchán, Sacsayhuaman etc, a visitar los cuales llegan cada año millares de turistas y estudiosos de todas las nacionalidades.

Después de tres siglos dé invasión española y luego *de ciento cincuenta años de independencia política re­publicana a la usanza europea, han supervivido en la población peruana de 18 millones de habitantes, las altas e imborrables características de sus culturas ancestrales, que, al mez­clarse con los elementos de la cultura occidental y cristiana, han dado lugar al nacimiento de una nueva, distinta y potente nacionalidad, de definida personalidad.

En este pueblo se está ejecutando en la actualidad un vigoroso, pro­fundo y pacífico cambio de estruc­turas sociales y económicas.’

Dibujar en un sinópico y ameno reportaje periodístico moderno la “Imagen del Perú”, y tratar de trazar tos rasgos de la personalidad de este “país distinto”, es lo opte intentamos en este volumen. Textos y tóminas de este libro pretenden dar a conocer el esquema vital de este país milenario que ahora enfrenta decididamente a su porvenir, esgrimiendo sus Características propias.

Presentamos así como en una documental cinematográfica— el paso procesional en el tiempo de algunas de sus altas culturas, sus más saltantes notas económicas y culturales, que esperamos estimulen un mayor conocimiento de este país bello, antiguo y sumamente rico, de veras distinto

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here