El Gran Chimú era un poderoso reino que fué conquistado por los Incas 50 a 70 artos antes de la llegada de Pizarro al Perú en el año 1532. Este reino de artistas e ingenieros hidráulicos se desarrolló en la costa’ norte del Perú. “Ningún pueblo del antiguo Perú produjo jamás tantos objetos de oro como el- Chimú, ni supo trabajar este metal con tan refinadas como varias técnicas”. Estos objetos decoró han causado admiración en €f mundo, destacando las máscaras funerarias y los “tumis” o cuciiillos ceremoniales de oro, engastados en turquesas.

Raúl Porras Barrenechea, en el prólogo a la gran obra peruanista de Miguel Mujica Gallo, “Oro en el Perú”, dice al respecto: “Los más sensacionales y reveladores hallazgos de oro precolombino en «I Perú han sido en el presente siglo los del alemán E. Brüning, en el cerro Zapame y los de Batán Grande en lilimo en 1937, ambos cerca de Lamba- yeque (Departamento de Lambayeque). Los hallazgos de Brüning , comprueban un arte metalúrgico refinado y primoroso. Al lado de los vasos negros de la etapa Chimú, que revelan una decadencia de la cerámica, surgieron joyas como la araña ,de oro con huevos de perlas, con adorno emplumado de cabeza, que recuerda, según Doehring, figuras tol- tecas; chapas de oro con figuras humanas o cabezas humanas que salen de cabezas de animales, como los dioses Anahualli mexicanos, y figuras de peces y otros animales”.

Y agrega: “Ciertas joyas revelan la excepcional pericia y el gusto artístico finísimo de los orfebres del Chimú. Squier describe un grupo argentífero formado por un hombre y dos mujeres en un bosque representado con gracia y discreción y sentido de la armonía, en el que la representación deun torcido tronco de algarrobo, descubrimiento del paisaje en el artífice indio”

Los Chimús establecieron su capital en Chanchán, considerada como la ciudad de barro más grande de América precolombina y una de las mayores del mundo. Sus ruinas subsisten todavía sobre una vasta lianura hasta las orillas del mar, en las proximidades de la ciudad de Trujillo (Departamento de La Libertad)

Las 684 Has de las ruinas nos dan una idea de la grandiosidad de esta ciudad que estaba rodeada por jardines y estanques, sobre la que Angel Parlen, experto de la OEA, dijo: “Chanchán es un lugar clave. Su importancia puede ser comparada tan solo con lugares como Teotihuacán en Méjico o las antiguas ciudades de Egipto, Mesopotamia India y China”.

En las enormes paredes que se conservan, todavía se observan hermosos relieves que representan pelicanos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here