Sobre los muros base del fa­moso templo incaico de intican- cha o Coricancha se encuentra el Templo y Convento de Santo Domingo, afectados rudamente por el terremoto de 1950.

Toda la arquitectura es en rea­lidad, exenta de arreglos artísti­cos y más bien luce sencilla, salvo su torre que es hermosa y bien arreglada.

El Padre Diego de Ojeda escri­bió en una de las celdas del con­vento ‘a celebrada obra “La Cris- tiada” y en la Biblioteca se con­serva el ejemplar de “Ollantay”, drama histórico inca.

Se dice que en los sótanos se hallan los restos de los Incas Diego Sairi Túpac Amaru y del conquistador Juan Pizarro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here