Debido a la naturaleza vol­cánica de su suelo, Arequipa dis­fruta de termas de aguas minero­medicinales muy cercanas a la ciudad. Se destacan las tres siguientes:

YURA

Cuatro pozos de aguas medici­nales han hecho famoso a Yura por sus pregonadas cualidades curativas. Ellos son el “Tigre”, el “Végeto”, el Sepultura” y el “Desagüe”. El primero es el más caliente y cargado de gas. El segundo tiene aguas blanquizcas. El tercero es el más profundo y el cuarto recibe las aguas de los demás.

Las aguas de Yura son de dos clases: ferruginosas y sulfurosas, ocupando las primeras los cuatro pozos mencionados, mientras las segundas se encuentran en el pozo denominado “Fierro Vie­jo”, que  tiene tinte verdoso al ser removidas.

El crenólogo Dr. Edmundo Escomel hizo exhaustivos estu­dios de estas aguas, a las que se atribuye múltiples virtudes cura­tivas, especialmente para el reu­matismo y enfermedades esto­macales y de la piel.

Según se dice, las aguas de Yura fueron utilizadas desde el tiempo de los Incas. En 1796 hizo su primer análisis el sabio alemán Tadeo Hanke. Un gallego lla­mado José Nodar y Noguerol, que allí curó sus males, en agra­decimiento levantó un edificio para alojamiento de enfermos y construyó además una capilla. En 1846 se hizo una construcción en cuyo interior están los cuatro pozos mencionados. En Yura hay un moderno hotel para turis­tas.

SOCOS ANI

De gran concentración ferru­ginosa son las aguas de Socosani, recomendadas para casos de hipertensión, dispepsias hepáti­cas, afecciones a las vías respira­torias, reumatismos tóxicos, ane­mias, etc.

Este balneario situado a 16 kms. de Yura tiene bello paisaje. Desde hace años se embotella sus aguas para uso en la mesa.

JESUS

Magnífica vía asfaltada que cubre 9 kms. une a Arequipa con Jesús, en la ruta a Puno. Sus aguas corresponden al tipo de las hipoterrales, debido a su tempe­ratura de 23° centígrados. Con­tienen cloruros, arsénico y hie­rro, siendo de propiedades tóni­cas. También son diuréticas y por sus carbonatos de litina accionan sobre el hígado, descongestio­nando las vías biliares, en los casos de reumatismo son de gran poder curativo. Hay en Jesús un buen hotel para alojamiento de enfermos y turistas.

La playa de Camaná es magní­fica, de mar tranquilo y acoge­dor. La zona de veraneo está ale­jada del pueblo -unos dos kiló­metros-, por lo cual las familias han construido en la playa casas de estera, a las que han dotado de comodidades. Se podría decir que es un lugar de intimidad apropiado para el deseando y ale­jamiento de compromisos socia­les.

Balnearios Marinos

Moliendo, Mejía y Camaná son los tradicionales balnearios, a donde en la estación estival, van las familias arequipeñas. Moliendo es el antiguo puerto de Arequipa, con amplias y exten­sas playas que cobijan a los vera­neantes, generalmente usuarios de hoteles y residencias que se alquilan para la temporada.

Una magnífica carretera que se cubre en dos horas y media en automó­vil, une a Moliendo con Arequi­pa. Además, el ferrocarril vin­cula a las dos ciudades y ofrece un servicio de recreo para los paseantes, entre sábado y domin­go-

Mejía es un balneario exclusi­vo, donde las familias pudientes han edificado magníficas resi­dencias que ocupan solamente en la estación veraniega. Tiene dos barrios, uno llamado la Chirisuya y el otro denominado Miramar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here