Considerado como un valle de ensueño y entre los más hermo­sos del mundo. El sabio italiano Antonio Raimondi, escribió lo siguiente: “En realidad el Calle­jón de Huaylas no sólo es la parte más bella de todo el Departa­mento de Ancash sino que muy difícil sería hallar en todo el Perú otra región que lo igualase. Según mi modo de ver, no hay en toda la República otra parte donde se hallen reunidas las con­diciones más favorables y tantos elementos de prosperidad y pro­greso, como en esta hermosa porción del Departamento de Ancash”.

(El viaje Lima – Huaraz se pue­de hacer en seis horas – 400 kiló­metros desde Lima), por auto­móvil. Los modernos omnibuses utilizados en la actualidad por diversas empresas emplean ocho horas en el mismo tramo.

La Carretera tiene una exten­sión total de 287 kilómetros, con un desarrollo sumamente cómo­do, sobre todo en los empinados tramos de ascensión por la Cordi­llera Negra hasta la cumbre de Conococha, a 4,100 metros de altura sobre el nivel del mar, desdé donde se comienza a bajar hacia el Callejón de Huaylas.

Desde que se sale a Pativilca -donde hay una estación de ser­vicio para automóviles, restau­rantes y hospedaje de mediana categoría- se recorren cerca de 20 kilómetros de camino casi recto y plano.

A partir el pueblo de Huari- canga se ingresa al Departa

mentó de Ancash; y este lento ascenso se realiza por un tramo de 50 kilómetros hasta que comienza a empinarse abrupta­mente poco después de Chasqui- tambo y Chaucayán (Km. 65). La carretera es ancha lo cual per­mite el paso de dos vehículos, pero manteniéndose pegado al lado derecho de la pista.

Así se llega hasta Coica -últi­mo lugar donde se puede conse­guir gasolina hasta la cumbre- a 2,  metros de altura sobre el nivel del mar.

Al llegar a la cumbre, a los 4,100 metros de altura sobre el nivel del mar, se encuentra la Laguna de Conococha extendida sobre el páramo andino.

Al sobrepasar Coconocha se empieza a descender suavemen­te, para ingresar directamente al Callejón de Huaylas.

Haciendo un recorrido por la Puna, durante 10 kilómetros, se llega a Recuay, ciudad pórtico del Callejón de Huaylas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here