Técnica del interrogatorio de testigos

0
363

La práctica permite  señalar una estructura simple del interrogatorio de testigos. En primer lugar, la acreditación, del testigo”, lo que implica una actividad destinada a dotar de credibilidad a la persona a interrogar, ello se logra a través de la formulación de preguntas, respecto  a sus antecedentes personales, y todo dato que genere confianza “al juez respecto a la seriedad y honestidad del testigo. Y, en segundo lugar, la narración de hechos relevantes por parte del testigo, lo que supone como ya adelantamos la descripción de las circunstancias o conductas que percibió el testigo, la cual-no necesariamente abarca todo el hecho y que debe ser expuesta de forma ordenada,, clara, precisa, lógica y creíble.

Bajo estas premisas es que procede/remos a desarrollar la técnica del interrogatorio, que no. es más que el conjunto de pautas necesarias para cumplir los fines del examen directo. Gomo punto ele partida, el interrogatorio debe de tener una organización, es decir, que el interrogador debe de  conocer el orden de presentación de sus testigos y el orden de sus respectivos testimonios; el interrogador debe haber preparado previamente a su testigo; debe cíe adelantar -debilidades  del testigo, explicarlas y restarles el efecto negativo; el interrogador debe tener en cuenta que el protagonista es el testigo; al momento de realizar la s preguntas, el  interrogador debe extraer ¿latos que refuercen sus proposiciones fácticas y no distraerse con otras informaciones; debe de ominar las herramientas del interrogatorio; mantener una buena  comunicación con el testigo, por medio del empleo-de un lenguaje simple y claro; buscar que el testigo narre y describa los hechos acerca ele los que se le consulta;, prestar mucha atención a las respuestas y reacciones del testigo; tomar .apuntes de los datos más importantes; no leer las preguntas, el interrogador debe de conocer el caso y, de ser oportuno, puede emplear apoyos visuales; controlar el tiempo y,la intensidad del interrogatorio; iniciar y terminar con fuerza Organización del interrogatorio. El orden es fundamental para el desarrollo ele un buen interrogatorio. Tal como lo señalamos al inicio, la planeación del interrogatorio nos resultará útil, a fin de seguir un orden preestablecido, el cual dependerá de la estrategia global ele la teoría del caso planteada.- A este nivel, la parte que examinará á su testigo debe de tener claro el orden en que interrogará a sus testigos. Decisión que dependerá del impacto o importancia de la información de cada testigo pueda blindar para  sustentar las .proposiciones fácticas de la teoría del caso. Ello importa que el interrogador conozca de antemano la información que cada testigo aportará a favor de su teoría.

Preparación del testigo. El interrogador debe ele tener en cuenta que      la declaración de su testigo no es LUÍ arma totalmente confiable, como dice GÓLDBERG hay tres verdades que son aplicables a todo testigo: Los testigos-están nerviosos cuando atestiguan en juicio. (2) Los testigos, incluso los .peores, aportan algo bueno, e incluso los mejores tienen algo malo. (3) Los testigos saben mucho más acerca dé la sustancia de su testimonió que lo que saben, acerca del modo de presentarla.»»”5. A ello hay que sumarle que el testigo puede ser víctima, de amenazas, presiones, actos de corrupción y demás actos que pueden evitar que asista o declare en el juicio o que asistiendo, declare algo distinto y opuesto a la teoría de la parte que lo ofreció “como medio probatorio. Es por tal-razón que se torna necesaria la preparación del  testigo. Esta labor importa la explicación del contexto en el que.se encuentra el testigo, ubicarlo  como; un agente que permitirá el.-esclarecimiento, de los hechos debatidos, informarle acerca de la importancia de los datos que aportará, la metodología del juicio, anticiparle las preguntas que se le formulará en la audiencia y, de igual manera, ensayar con él respecto a las posibles preguntas que le hará el abogado adversario en el contrainterrogatorio. Lo dicho no implica que la parte le diga a. su. testigo qué decir, o le pida que mienta, para nada. Ello constituiría una grave infracción jurídica-y ética, y además, en un sistema adversaria!, las probabilidades de desbaratarse u:n testimonio armado y mendaz son bastante altas, ya que dicho testigo, posteriormente, será sometido al contrainterrogatorio de la otra parte. Lo que para nada convierte á una estrategia en la que  justamente  lo que se busca es hacerse creíble ante el juez usa para convencerlo. La preparación del testigo es una forma de enfocar al testigo a los aspectos más relevantes de la información con la que cuenta, a fin  de  corroborar la teoría del caso expuesta y también permite generarle confianza y restar la cuota-natural de nerviosismo.

credibilidad. Hablamospues, de las debilidades del testigo. Ante  ello, la pregunta que se hará quien loofreció como medio probatorio, será: ¿debo  informarle al juez acerca dé la debilidad dé mi testigo? Y la respuesta debe de ser previamente analizada. Será conveniente, informar acerca dé dicha debilidad cuando sea probable que  la misma sea o pueda ser conocida por la contraparte. Es decir si se trata de un hecho público o notorio. En este caso, será mejor que el juez se entere de ello   por parte de quien Ofreció al testigo, debiendo explicar y restarle negatividad a dicha “debilidad. Pero si la debilidad de mi testigo consiste en un dato.-muy intimó y que no   puede ser  conocido por el adversarlo, entonces lo recomendable es mantenerlo en reserva.

Tener en cuenta que el protagonista es él testigo. En relaciona su testigo el interrogador debe de tener en cuenta que el foco dé atención es aquél. En el  examen  directo la fuente de información es el testigo y, por ende, toda la atención debe ele estar centrada en él, ya que los datos que proporcionará están dirigidos a generar certeza, al juzgador respecto a las proposiciones fácticas expuestas por la parte que lo ofreció. Visto así, el interrogador debe de evitar que la atención del juez se desvíe del testigo. Para ello, el interrogador debe dé formular sus preguntas desde su lugar, sin  aspavientos ni poses teatrales. Todo el protagonismo le corresponde al testigo, es éste el órgano de prueba que. exteriorizará la información, que corroborará la hipótesis de quien lo ofreció.

” Extraer datos convenientes. Ya desde lá organización y preparación, del testigo, el  interrogador debe de tener claro los aspectos 0 puntos de su teoría del caso que corroborará con. los   datos que extraiga del testigo. Durante eí examen directo, el interrogador debe; procurar que su testigo: exponga las piezas-claves que le permitan armar su  rompecabezas y consolidar su hipótesis respecto a la forma en que ocurrieron los hechos y la responsabilidad-del acusado. He aquí la  importancia de las características del interrogatorio, en cuanto a que debe de buscarse del testigo uña información completa, precisa y creíble. Labor en la que el interrogador debe de cuidarse y evitar cambiar de ruta con información Relevante. La parte debe procurar que su testigo brinde la información qué demuestre o verifique las proposiciones fácticas que conforman su teoría del caso. Como vemos, esta técnica requiere mucho de estrategia, planeamiento y preparación.

Dominio  de las herramientas  del interrogatorio. Siendo que el interrogatorio consiste en un cúmulo de preguntas dirigidas al testigo propio, éstas persiguen que el órgano de prueba informe detalles que demuestren la veracidad de las afirmaciones de la parte que lo ofreció. En ese contexto, las preguntas que se le formulen al testigo tendrán por ñn que éste narre, explique, describa y precise acerca de los hechos o circunstancias que resulten favorables a la posición del interrogador. Las preguntas que con mayor frecuencia se. emplean en el examen directo son las «abiertas», que son preguntas genéricas que le permiten al testigo explayarse y narrar con sus propias palabras acerca de lo . consultado, como por ejemplo: ¿Qué ocurrió…? ¿Cómo sucedió…? ¿Cómo eran los sujetos? ¿Dónde se encontraba…? ¿Narre la forma en que ocurrió….? ¿Describa lo que usted vio…? ¿Explíquenos lo que pasó…? etc. Gomo puede notarse este tipo de preguntas le dan un campo bastante amplió al testigo para que pueda responder de forma extensa. Y  ahí es donde nos podemos percatar de la importancia de la preparación del testigo, pues puede darse el caso que el testigo narre hechos irrelevantes para el caso o se pierda entre tantos datos. Pero con una buena preparación, el testigo será capaz de conducirse sólo y dotar al juez de la información precisa y útil, a favor de la teoría de la parte que lo ofreció. Para ello también pueden formularse preguntas «cerradas», que obligan al testigo a dar una respuesta específica o precisa. Estas preguntas resultan de suma utilidad para reconducir la narración que hace el testigo. Por ende, el interrogador retoma el control, extrayendo del testigo la información relevante, precisa y que favorece a su caso. Como ejemplos tenemos: ¿Cuántos sujetos eran? ¿Dé qué color era el auto? ¿Vio la hora exacta? ¿Lavaba puestos sus anteojos? etc. No obstante, no es recomendable abusar del uso de este tipo de preguntas, porque recordemos que en el examen directo el: protagonista es el testigo y es él quien debe de declarar con sus propias palabras. En casos en que el interrogador quiera llevar, a su testigo a otro tema puede formular , preguntas «introductorias» y «de transición», a fin de ubicar al testigo en el lugar o situación sobre la que se le interrogará. Por ejemplo: Luego de que usted llegó al lugar ¿qué vio?. Es vital mantener el contacto con el testigo, en el interrogatorio se le pregunta acerca de los hechos que recuerda, si en ese camino se pierde el testigo, se perderán también los datos que se requieren. El testigo debe, estar cómodo, tranquiló, concentrado sólo en los detalles que se le preguntan, estas preguntas sirven para lograr ello. Por último, en el examen directo están prohibidas” las preguntas «sugestivas». Si el interrogador no quiere verse interrumpido por una objeción debe de contenida su. propia respuesta y sólo permiten una respuesta afirmativa o  negativa. Ejemplo: ¿El acusado tenía el arma en la mano? Por último, los .tipos de preguntas permitidos en el interrogatorio pueden formularse de manera combinada. Casi siempre se parte el  examen directo con preguntas abiertas, se va conduciendo al testigo con preguntas de transición y en el camino se piden precisiones con preguntas cerradas, Mantener una buena comunicación con el testigo. No perder la comunicación con el testigo es vital. El interrogador debe preguntarle a su testigo empleando .términos simples y claros. Si el testigo no le entiende la pregunta no podrá proporcionar los datos que le convienen a la teoría del Interrogador. Es así de sencillo.

Buscar que el testigo explique. Ahora, debe de tenerse en cuenta que no todos los testigos tienen el mismo nivel educativo, por lo que en muchas oportunidades el Interrogador tendrá que pedirle que esclarezca algunos términos empleados, sean tecnicismos o jergas, Atención, es el testigo quien debe explicar, no el interrogador. Lo que se busca es, primero, que el testigo capte la pregunta, luego que exponga de forma clara su respuesta y, finalmente, que dicho dato sea entendido, por el juez.

Prestar mucha atención a las respuestas y reacciones del testigo. Es Importante que el interrogador esté atento a la Información que brinda el testigo y a sus reacciones en la audiencia. A pesar de haber preparado previamente al testigo, éste puede ponerse nervioso en la audiencia y narrar los hechos de forma desordenada, imprecisa, confusa, poco clara o desviarse del tema relevante, por ello es que el interrogador debe atender al contenido de la declaración de su testigo y, de ser el caso, guiarlo o tranquilizarlo. Además, debe atenderse a las reacciones del testigo ante el interrogatorio, ver si tartamudea, si suda copiosamente, si está a punto de llorar, si se queda completamente callado, etc  estas reacciones son naturales, sobretodo, si se trata de un testigo poco habituado al trámite judicial. Todo esto es importante,  ya qué se tiene como principal espectador al juez, quien tendría en cuenta    estos detalles para la valoración del testimonio;          Tomar apuntes de los datos más importantes. En ese mismo sentido, es recomendable que el interrogador tome nota de algunos datos expuestos por su testigo,, sea para poner énfasis en alguna Información que considere vital o para esclarecer alguna imprecisión ó equivocación. Los datos que brinde el testigo serán útiles para afrontar el contra interrogatorio y preparar el alegato de clausura. Sin duda, qué la otra parte estará atenta a lo que diga el testigo y tomará notas para su posterior contrainterrogatorio.

No leer las preguntas, el interrogados debe de conocer el caso y, de ser oportuno, puede emplear apoyos visuales* En los distritos judiciales donde se encuentra vigente el CPP-2004 se evidencia, inicialmente una falta de manejo de interrogatorios orales. Las partes emplean medios en los que constan sus preguntas y las leen. Los factores de ello pasan por falta de capacitación adecuada, nerviosismo o ansiedad, pero, lo cierto es que tal carencia es perjudicial para ,1a finalidad que persigue la realización de un interrogatorio. El interrogador puede emplear una guía o estructura de los temas a consultar, pero no debe de centrar su vista en el., documento. Repetimos, el interrogador debe estar atento a su testigo. La única manera de dominar el Interrogatorio oral es con la práctica. Los apoyos visuales son elementos útiles, para la ubicación del testigo. Puede tratarse dé utimapa o de un- croquis que permita una mejor explicación por parte del testigo. Él uso de apoyos visuales tiene por finalidad que la explicación efectuada por él testigo llegué de forma clara al juzgador.

Controlar   el   tiempo  y  la   intensidad   del   interrogatorio.   La brevedad es siempre una técnica a considerar. Si buscamos obtener del interrogatorio datos relevantes, útiles, pertinentes, claros e impactantes, el examen  debe  ser breve. De lo contrario, lo interesante y vital de la información obtenida se perderá por la propia desconcentración y aburrimiento que el transcurso del tiempo genera en el juez. En. la práctica hemos apreciado que un buen interrogatorio dura en promedio de 20 á 30 minutos. Seguramente con la especializado y la costumbre de este nuevo sistema dicho tiempo se reduzca. Relacionada a lo dicho, tenemos la intensidad del interrogatorio. Es decir la forma en que el interrogador conduce a su testigo; poniendo énfasis en los datos relevantes y convenientes a su teoría, deteniéndose y profundizando en el relato del testigo que considera importante para -el juez Iniciar y terminar con información relevante. El interrogador debe de formular preguntas, que exijan respuestas impactantes de su testigo. Estas respuestas han de corroborar proposiciones fácticas  relevantes expuestas en la teoría cid caso y son las que finalmente se quedarán grabadas en la mente del juez. Se recomienda un inicio y un final intenso para que el juez interiorice tales datos.

d)       Interrogatorio de peritos

El perito es una persona natural especializada en determinada, ciencia, disciplina, arte u oficio. En materia penal se solicita la participación de un perito para explicar los resultados de su pericia o algún tema referido a su especialidad.

El examen directo del perito entonces, importa la formulación de preguntas dirigidas a que él especialista explique las conclusiones de su pericia, los métodos empleados o algún otro dato relacionado con la materia qué domina, a efectos de sustentar la teoría del caso de quien, lo propuso. Debe tenerse en cuenta que el testigo no. puede determinar si el acusado es culpable o inocente, su declaración se limita a explicar un tema referido a su especialidad.

Para BLANCO SUÁREZ y otros, consiste en «la revisión de aquellos expertos en determinada ciencia, arte u oficio, que ha sido presentados con  las debidas acreditaciones en la audiencia de preparación del juicio oral, para que puedan explayarse en el juicio sobre sus conocimientos expertos y los resultados de las pericias por ellos practicados a determinadas personas, objetos o  lugares.

Según MIXÁN MÁSS, «[e]l interrogatorio estará orientado a que el perito haga una explicación clara, comprensible, sobre el procedimiento científico-técnico    seguido*    el    método    y    técnica    empleados,    los fundamentos de la conclusión y del sentido de la conclusión; o solamente sobre   el  punto   elegido   por   el   preguntante.   En   caso  necesario,   el preguntante con apoyo del asesor, utilizará la terminología especializada  para facilitar  la comunicación con el perito. El objetivo, según el interés de la parte y la realidad del caso, será destacar el peso cognitivo específico del   dictamen, o, de ser viable, demostrar la superficialidad u otra razón de debilidad del dictamen Según el artículo 378° del CPP-2004, el examen de los peritos se inicia con la exposición breve: del contenido y conclusiones del dictamen pericial. Si es necesario se ordenará la lectura del dictamen pericial. Luego se exhibirá y se les preguntará si corresponde ai que han emitido, si ha sufrido, alguna alteración y sí es su firma la que aparece al final del dictamen. A continuación se les pedirá expliquen las operaciones periciales. que han realizado, y serán interrogados por las partes en el orden que establezca el juez, comenzando por quien propuso la prueba y luego  los restantes.

En el caso que el perito declare que ya no sé acuerda de un hecho, se   puede leer la parte. correspondiente del acto sobre su interrogatorio anterior para hacer memoria. Se dispondrá, lo mismo si en el interrogatorio, surge una contradicción con la declaración anterior que no sé puede constata no superar de otra manera.

A diferencia de ios testigos, cuya declaración debe ser espontánea y sin documentos a la vista, los peritos podrán consultar documentos, notas escritas y publicaciones durante su Interrogatorio. En caso sea necesario se realizará un debate pericial, para lo cual se ordenará la lectura de los dictámenes periciales o informes científicos o técnicos que se estimen convenientes.

La preparación del interrogador es crucial. SI bien la parte que ofrece al perito se apoyará en las conclusiones y demás datos que éste exprese respectó a su especialidad, el fiscal ó defensor deben de prepararse y estudiar el tema para tener aunque sea un dominio básico. Como  dic MÍXAN MÁSS, «[piara el  interrogatorio del perito es necesario que la parte sepa en qué consiste 61 problema cuya explicación se ha encomendado al perito y haya estudiado también el dictamen emitido al respecto, Será indispensable que, para- ello, la parte tenga un asesoramiento especializado.

Entonces, es recomendable que el -interrogado! previamente revise él informe del perito, verificando la contundencia de sus conclusiones y lo que demuestra; que estudie y profundice sobre el tema; asimismo, que le consulte al perito sobre cualquier duda que tenga en relación a la pericia; puede consultarle a su propio perito; debe de conocer acerca de los  antecedentes académicos y de capacitación del perito, a fin de acreditarlo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here