TESTIGO CLAVE ES AMENAZADO POR LOS FUJIMORISTAS

0
68

Testigo: “Jamás aporté un solo céntimo a la campaña de Keiko Fujimori”
Testigo en peligro. A pesar de las amenazas, Segundo Crisanto Pulache relata cómo abogados de Fuerza Popular llegados de Lima lo presionaron para declarar falsamente que donó dinero a la campaña presidencial fujimorista. Crisanto se negó y ahora es testigo clave de la Fiscalía de Lavado de Activos.
‘Mi nombre es Segundo Alejandro Crisanto Pulache y jamás aporté un solo céntimo a la campaña de la señora Keiko Fujimori en 2011. Esa es mi verdad y también lo sabe la fiscalía de Lima’, reconoció el testigo de la Fiscalía de Lavado de Activos que investiga el financiamiento fraudulento del partido fujimorista. Crisanto resolvió hablar abiertamente, cansado de ocultarse por las amenazas, sin lentes oscuros ni gorra para cubrirse.
El testigo clave que reveló al fiscal José Domingo Pérez las falsas aportaciones a la campaña presidencial de Keiko Fujimori relató a La República los pormenores de cómo un grupo de dirigentes fujimoristas de la región San Martín lo presionaron para que mintiera a cambio de dinero.
Ubicar al testigo clave no fue fácil. Tuvimos que viajar hasta Tarapoto y, luego de un largo recorrido por la carretera Fernando Belaunde Terry, llegamos a Nueva Cajamarca, uno de los distritos más productores de arroz y café de la provincia de Rioja.
Palabra por palabra
En medio de un intenso calor y nubes de polvo, y luego de buscarlo de cuadra en cuadra en Nueva Cajamarca, lo encontramos justo en momentos en que se disponía a salir de su humilde vivienda rumbo a la Municipalidad de Nueva Cajamarca, donde labora como policía municipal.
Estaba uniformado con un polo rojo y pantalón azul. Llevaba puestos unos lentes oscuros y un gorro con la evidente finalidad de no ser reconocido.
En un inicio el testigo clave Segundo Crisanto se mostró nervioso y no quiso hablar, pero luego de consultar con su familia decidió dar la cara voluntariamente y nos hizo pasar a su casa construida con madera y calaminas, donde se mostraba la precariedad en que vivía con sus cinco hijos.
Al preguntarle por qué estaba quebrantando el código de seguridad de testigo clave que le otorgó el fiscal José Domingo Pérez, Segundo Crisanto respondió: ‘Aquí en Nueva Cajamarca todos saben que soy el testigo del fiscal Pérez, entonces ¿para qué seguir ocultando mi nombre? Prefiero que todo el Perú sepa quién soy’, señaló Crisanto.

Segundo Crisanto Pulache, nacido en el distrito de Tambo Grande, Piura, en 1957, es el testigo clave que entregó documentos y conversaciones telefónicas con dos dirigentes fujimoristas que lo presionaron a cambio de dinero, para que diga falsamente que aportó a la campaña electoral de Keiko Fujimori en el 2011.

Formalmente la organización fujimorista declaró ante la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) que Crisanto había contribuido con 13 mil 845 soles. Era un imposible: ese monto representa la suma de un año de su magro sueldo.

La revelación del testigo fue pieza fundamental para que el juez Richard Concepción Carhuancho admitiera el pedido de allanamiento del fiscal José Domingo Pérez a dos locales de Fuerza Popular, bajo la hipótesis de la existencia de indicios de una ‘doble contabilidad’ que maneja el partido de Keiko Fujimori.

Crisanto narró con lujo de detalles cómo fue reclutado por el fujimorismo para aparecer como aportante de un dinero que no era suyo.

El testigo, que pertenecía al partido fujimorista cuando ocurrieron los hechos, ofreció información de cómo fue captado para consumar el fraude.

‘Todo empezó cuando el congresista Rolando Reátegui y una comitiva llegaron a Nueva Cajamarca y nos convocaron a todos los militantes de Fuerza 2011 de entonces en el restaurante El Dorado, de los hermanos Rimarachín, donde también funciona el local partidario’, dijo Crisanto.

La coordinadora de prensa del legislador Reátegui, Anaís Uceda, manifestó que por recomendación de sus abogados el congresista no ofrecería declaraciones referidas al testimonio de Crisanto.

El fujimorista Nolberto Rimarachín Díaz había sido alcalde del municipio de Nueva Cajamarca, donde laboraba Segundo Crisanto, así que lo conocía. También se encontraba presente el congresista fujimorista de la región, Rolando Reátegui, aproximadamente en junio del 2011.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here