lca es una región vitivinícola por excelencia y los vinos que se producen en esta tierra están considerados como los mejores del país. Con tales antecedentes es lógico que sea la fiesta de la uva la que despierta mayor entu­siasmo y mayor alegría.

De su origen humilde y pue­blerino la Fiesta de la Vendimia está incorporado ahora en el calendario turístico del Perú y hasta tiene nombre de abolengo: hoy la llaman Festival Interna­cional de la Vendimia.

vendimia-de-ica1

Toda una semana dura el Fes­tival al que acuden hermosas muchachas de América y Europa representando a sus respectivos países. Suntuosos bailes se suce­den noche a noche y en el día y la tarde se realizan actuaciones deportivas, folklóricas, cultura­les, etc. Todas las clases sociales tiene participación directa en el Festival y mientras en el Centro Social se lleva a cabo el baile principal, en la Plazuela entonces se tentó con la fabrica­ción de aguardiente maravillán­dose del resultado.

Se inició así, en los albores de la Colonia, una de las industrias que hoy constituye factor impor­tante de la economía regional y que ha alcanzado prestigio mun­dial, lo mismo que los vinos “Tacama”.

Barranca se desarrolla el baile popular.

Naturalmente que la vendimia propiamente dicha, el corte de los negros y dorados racimos de los parrales, es número principal de la programación. En los almuerzos se toma abundante cachina -zumo de uva recién fer­mentado- piscos de rosa y collar y toda la gama de vinos.

El Festival de la Vendimia se realiza en la segunda semana de marzo y su organización está encomendada al Concejo Pro­vincial, a la Corporación Depar­tamental de lea y al Club de Leo­nes. Los fondos que se obtienen se dedican a obras benéficas.

La más bella de las iqueñas preside el Festival. Ella y su corte de honor acuden a todas las acti­vidades en una semana de intenso trajín. En las haciendas se sirven pachamancas, hay con­cursos de música criolla, peleas de gallos y cabalgatas en finos caballos de paso.

El número principal es el corso de la vendimia. Las bellas reinas desfilan en carros alegóricos y arrojan racimos de uva al público que aplaude su paso. Las firmas comerciales, los colegios y la uni­versidad también preparan visto­sos carros que se suman al corso. Grupos de jóvenes organizan bulliciosas comparsas y la pobla­ción

icavedimina12

toda vive un contagioso ambiente de verdadera fiesta. El corso es el domingo y una vez que termina se desarrolla la tradicio­nal Yunza en los salones y terra­zas de Club Unión Social lea. Allí se baila hasta muy entrado el lunes, día en que la ciudad reco­bra su habitual tranquilidad.

Son también famosos en lea los bailes de verano de la campi­ña. En dos caseríos cercanos a la ciudad, Pongo Chico y Pariña Grande, se han construido enor­mes terrazas que reciben a cente­nares de parejas todos los sába­dos, de enero a marzo. Se esta­blecen verdaderas competencias entre uno y otro lugar en la con­tratación de las más populares y costosas orquestas de Lima. Son reuniones informales donde se baila al aire libre y se toman pro­ductos típicos de la campiña; estas fiestas por la alegría y el número de público que acude, se han convertido en verdadero atractivo del verano iqueño.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here