El Señor del Consuelo y Las Puertas Especiales de los Franciscanos

0
569
El Señor del Consuelo y Las Puertas Especiales de los Franciscanos
El Señor del Consuelo y Las Puertas Especiales de los Franciscanos

La Sagrada imagen del Señor del Consuelo del Templo de Santa Clara; es una de las pocas imágenes procesionales que salen del Templo del Antiguo Monasterio. Su altar se encuentra al costado derecho de la puerta de ingreso al Templo, la sagrada imagen tiene algunas similitudes al Señor de los Temblores Patrón Jurado del Cusco. Su festividad junto con la del Señor Jesús Nazareno son las principales procesiones del Templo del Antiguo Monasterio y Convento de Santa Clara del Cusco.

Las hermanas Clarisas forman parte de la Segunda Orden de San Francisco, fundada por San Francisco y Santa Clara alrededor de 1211.

Para la orden franciscana tiene especial importancia una pequeña capilla conocida como “La Porciúncula”, esta pequeña iglesia fue entregada, alrededor del año 1208 a san Francisco, con la condición de hacer de ella la iglesia madre de su familia religiosa. Estaba en malas condiciones, abandonada en un bosque de robles. La restauró con sus propias manos.

Esta pequeña iglesia se convirtió en el hogar de san Francisco y pronto de sus primeros discípulos. En esta iglesia san Francisco fundó la orden de hermanos menores y desde ese momento nunca la han abandonado los frailes. El domingo de ramos de 1211 san Francisco recibió en esta iglesia a Clara de Asís y la dedicó al Señor. Los capítulos generales, las reuniones anuales de los frailes, se celebraban en esta iglesia normalmente en Pentecostés.

La importancia de esta Capilla llevo a que en esta fuera instaurada la posibilidad de recibir “Indulgencia Plenaria o el Perdón de Asís” (1216). La «indulgencia de la Porciúncula» pudo al principio ganarse sólo en la capilla de la Porciúncula entre la tarde del 1 de agosto y el ocaso del 2 de agosto. El 5 de agosto de 1480 (o 1481), el papa Sixto IV la extendió a todas las iglesias de la primera orden y la segunda de los franciscanos.

El 4 de julio de 1622, este privilegio se extendió por Gregorio XV a todos los creyentes que, después de la confesión y la recepción de la Sagrada Comunión, visitaran tales iglesias en el día señalado.

Gran parte los templos conventuales que los franciscanos edificaron en tierras americanas, sobre todo en el siglo XVI, tienen una puerta lateral cuyo entorno está muy ornamentado. En la mayoría ese acceso está cerrado y únicamente se abre el día 2 de agosto. A esas puertas se les nombra como a la minúscula capilla que San Francisco restauró en el valle cercano a la ciudad de Asís. El 2 de agosto de 1216, mientras Francisco se encontraba en oración, la Virgen María habló a Francisco diciendo: “cuida de que este lugar sea preservado como santo y habitación divina…”, luego prometió al santo que cualquiera que entrara a la capilla orando con fervor, podría ganar el perdón de todos sus pecados e interceder por las almas del purgatorio.

Desde entonces, cada 2 de agosto (día de Nuestra Señora de los Ángeles, por la aparición a Francisco) tiene lugar el famoso “Jubileo de la Porciúncula”, abriéndose, donde sea posible, esa puerta lateral, y donde no la haya se utiliza la principal, para que todos los que deseen ganar la indulgencia plenaria lo logren, y si desean, la puedan ofrecer por los difuntos. Por ello se adorna con más gusto esa entrada, porque es realmente la puerta franciscana por excelencia. De acuerdo a la Fe Católica, los feligreses que cruzan por la puerta ganan indulgencias y sus pecados son perdonados además de realizar una obra de caridad.

En muchos lugares estas puertas permanecían tapiadas, recordando que eran abiertas en contadas ocasiones y por lo tanto el paso a través de ella se permitía solo en días de jubileo (en especial el 2 de agosto de cada año)

La construcción del Templo y Convento de Santa Clara del Cusco se inició en 1603, y estuvo a cargo del maestro arquitecto Fray Pedro Pablo, fraile franciscano natural de Grecia. Siendo inaugurada la obra el 1 de mayo de 1622.

El templo de Santa Clara presenta 2 puertas laterales con respecto a la nave central, con una peculiaridad, que quizá pocos se dieron cuenta, solo la puerta del lado izquierdo del templo permanece abierta la mayor parte del tiempo. Mientras que la puerta del lado derecho solo se abre en ocasiones muy especiales para los Cusqueños.

Esta puerta de Santa Clara solo se abre para dar paso a la “Patrona Jurada del Cusco la Santísima Virgen Reina de Belén”. La puerta derecha será abierta el día de Pentecostés durante la Bajada de Corpus de Mamacha Belén. El día de entrada de Corpus esta puerta permanecerá abierta, frente a ella la Mamacha Belén esperara a todos los demás Santos Patrones del Cusco y solamente ella podrá atravesar esta puerta (las demás imágenes que tienen el privilegio de ingresar a santa Clara lo harán por la otra puerta: San José, San Jerónimo, Santiago y desde que la Virgen de los Remedios asiste al Corpus utilizan la puerta del lado izquierdo). Es así que en general esta puerta solo será abierta para dar paso a la Mamacha Belén (en subida de Corpus, así como también en las procesiones extraordinarias como las del Jubileo 2012).

La razón por la cual esta puerta es utilizada de esta forma, quizá tenga de alguna forma relación con las tradiciones franciscanas, y la famosas “Puertas de la Porciúncula o Puertas de Indulgencias”. Sin embargo para quienes viven y recuerdan su pasado ancestral estas tienen también otro significado.

Esta puerta por el uso exclusivo de Mamacha Belén tiene categoría Yanantin Femenino, mientras que la puerta izquierda por donde salen las procesiones propias del templo de Santa Clara (Jesús Nazareno, Señor del Consuelo y San Miguel Arcángel) tiene el carácter Yanantin Masculino. Curiosamente justo al frente del templo de Santa Clara en el Andén Inca sobre el cual está construido el Colegio de Ciencias del Cusco, existen 2 piedras grandes que resaltan en la andenería. Estas 2 piedras constituyen representaciones de Huacas, que algunos interpretan como un simbolismo del Yanantin Masculino-Femenino.

Ambas piedras están en correspondencia con ambas puertas del templo de Santa Clara. Hacia el lado derecho la piedra representación de la feminidad en correspondencia directa con la puerta utilizada por la Mamacha Belén. Al lado izquierdo la piedra en representación de la masculinidad en correspondencia con la puerta utilizada por los Santos Patrones que ingresan o salen del templo de Santa Clara (San José, San Jerónimo, Santiago, Jesús Nazareno, Señor del Consuelo y San Miguel Arcángel).

¿Casualidad? Quien sabe, cada uno saque sus propias conclusiones. Aunque dicen que en el Cusco nada sucede por casualidad.

Las Puertas Especiales de la Orden Franciscana y La Puerta Especial de la Santísima Virgen Reina de Belén en el Templo de Santa Clara del Cusco.

El Señor del Consuelo y Las Puertas Especiales de los Franciscanos
El Señor del Consuelo y Las Puertas Especiales de los Franciscanos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here