repercusión y motivación

Resumiendo lo anterior, tenemos dos personas y un objeto hasta este momento. La primera persona es el sujeto y la segunda puede ser un receptor o un otorgante.

  1. La acción es el desarrollo del acto verbal por el sujeto.
  2. El objeto es parte de la acción.
  3. La interacción se manifiesta sólo con la presencia de una segunda entidad, que a su vez puede ser activa o pasiva; activa cuando otorga y pasiva cuando recibe.

Pues bien, ahora ya estamos listos para conocer a un “tercer personaje”, a una “tercera entidad” en el acto del verbo, o más precisamente “por el acto del verbo”.

Este tercero no participa directamente en la interacción pero se beneficia o perjudica por causa de ella e inclusive puede ser la causa del acto del verbo. Al igual que el cómplice del sujeto, esta “tercera parte” tiene, para los efectos de esta clase, dos posiciones: en la primera le cabe “paq”, “para” y en la segunda “rayku”, “por causa de”.

Llamaré a los evento en que participa esta tercera persona – participación indirecta, por supuesto – repercusión, cuando el acto verbal repercute en ella, “para ella”; y motivación cuando el acto verbal fue causado “por ella”. Para la repercusión tenemos como dije encima paq (para) y rayku (por causa de) para la motivación.

He comprado un libro de César para Raquel.

Raquelpaqmi Cesarmanta librokta rantini.

Donde:

sujeto yo (sin partícula) nominativo pasivo en la entrega del objeto
objeto libro (ta o kta) acusativo; el objeto entregado
segunda parte César (manta) dativo; el otorgante del objeto
tercera parte Raquel (paq) repercutivo; end-user

Por otro lado:

He comprado un libro de César por causa de Raquel.

Raquelraykum Cesarmanta librokta rantini.

Donde:

sujeto yo (sin partícula) nominativo pasivo en la entrega del objeto
objeto libro (ta o kta) acusativo; el libro entregado
segunda parte César (manta) dativo; el otorgante del objeto
tercera parte Raquel (rayku) motivativo

Observaciones:

  1. Raquel no participa en la interacción.
  2. Raquel, la tercera parte, queda al margen de la transacción y su participación es totalmente indirecta hasta que ella decida ajustar cuentas, entrar en la transacción y así convertirse en segunda parte o cómplice, abandonando de este modo su rol de tercera parte para asumir un rol directo de segunda parte y participar en cualquier otra interacción.
  3. La primera y la segunda parte por lo tanto son “participantes”. Por esto la tercera parte no debería llamarse parte puesto que no participa, sino que queda como transeúnte, al margen de la interacción, sea para recibir la repercusión del acto o por haber causado tal acto.

Quienes alguna vez tuvieron dificultad en distinguir “to” de “for” en inglés, he aquí el raciocinio básico: “to” para la interacción y “for” con un tercero

 

Mapa Conceptual
Mapa Conceptual

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here