La Redencion De La Pena Por El Trabajo Y La Educacion en el Peru

    0
    1757

    1. CONCEPTO E IMPORTANCIA.-

    Al solicitar la libertad definitiva del interno por haber cumplido la pena impuesta en la sentencia, a la que se ha computado los días remitidos por el trabajo o educación realizados en el Establecimiento Penitenciario.

    El beneficio de la redención de la pena por el trabajo y al educación le ofrece al interno una mejor instancia en el Establecimiento Penitenciario y le resulta importante para su tratamiento por que le permite mantenerse ocupado y sentirse útil, e incrementar sus conocimientos.

    “El trabajo en el campo Penitenciario se convierte en un elemento capaz de transformar la conducta del interno hacia una relación que motive y valore la actividad tendente, a lograr no solo el sostenimiento del recluso si no que este pueda mantener a la familia, haciendo del encierro una permanencia útil para él mismo y los suyos. El trabajo contribuye a la mejora espiritual y física del interno, evitando la serie de actos contrarios al tratamiento que se dan en la prisión como consecuencia de la prisionalización”.

    A través de este beneficio se contribuye la rehabilitación del delincuente, de tal forma que permita asegurar que no volverá a delinquir y que actuará en adelante por el  buen camino. Pero también es importante que el esfuerzo por hacer del interno una persona resocializada se vea complementada con el apoyo de la sociedad cuando egrese del penal, brindándole un ambiente no hostil no delincuencial, que podría perjudicar su aprendizaje.

    Un complemento de la contribución a la rehabilitación del delincuente, es el ingreso económico que percibe por el trabajo efectuado. Esta retribución no solo coopera económicamente con su familia, le sirve para pagar la reparación civil impuesta en la sentencia  y acortar el plazo en el que se encontrará privado de su libertad.

    La inclusión en nuestra norma de este beneficio, incentiva el proceso de rehabilitación del delincuente, permite conservar la disciplina .

    Para los internos representa un avance en su readaptación, le incentiva a mantener una buena conducta, a trabajar y estudiar, requisitos necesarios para el otorgamiento de este beneficio conforme lo establece el Código de Ejecución Penal. El aprendizaje y el trabajo reprimen en el interno la ociosidad y otros hábitos que conviven el comportamiento delincuencial.

    Es necesario participar en las actividades laborales programadas por la administración, siendo necesarios a efectos de establecer el computo de los días, para llevar un control del tiempo laborado.

    El otorgamiento del beneficio de la redención del a pena por el trabajo y la educación, permite obtener la libertad bajo vigilancia en audiencia extraordinaria, cuando el tiempo de detención sumada a la redención de la pena por el trabajo o la educación es igual a la pena, de igual forma permite alcanzar la liberta condicional ante el cumplimiento de la mitad o las tres cuartas partes de la pena impuesta, con la correspondiente disminución el computo laboral o educativo, finalmente permite alcanzar la liberación definitiva con anticipación a la fecha fijada en la sentencia siempre que no haya sido beneficiado con anterioridad con un beneficio penitenciario.

    D e lo mencionado se desprende la importancia que tiene este beneficio no solo en el Tratamiento Penitenciario, o en la permanencia del interno en el Establecimiento Penitenciario, si no en la obtención de la libertad a través de otros beneficios, manteniéndolo sujeto al cumplimiento de las normas internas del penal y al buen comportamiento.

    Es necesario entonces que se realicen programas de trabajo que l permita al interno laborar y acceder a este beneficio, en la actualidad buen número de ellos realizan labores para la penitenciaria, la misma que debe llevar, como se dijo ante, un control detallado de ello a efectos de calcular el computo  de los días, por lo que una distribución de las labores sería beneficiosa para los internos, para que de esta manera un mayor número de internos pueda acceder a este beneficio. En cuanto al control de la asistencia y las evaluaciones que se efectúen.

    2. EN NUESTRA LEGISLACION.-

    El Código de Ejecución Penal incluye este beneficio en sus artículos 44º y 45º, respectivamente a la letra dice:

    • Ø Artículo 44º.- “Redención de pena por el trabajo. El interno redime la pena mediante el trabajo, a razón de un día de pena por dos días de labor efectiva, bajo la dirección y control de la Administración Penitenciaria, salvo lo dispuesto en el artículo 46º”
    • Ø ARTICULO 45º.- “Redención de Pena por el Estudio. El interno que recibe educación en sus diversas modalidades, bajo la Dirección del Órgano Técnico del Establecimiento Penitenciario, redime un día de pena por dos días de estudio, debiendo aprobar la evaluación periódica de los estudios que realiza, salvo lo dispuesto en el artículo46º.

    Para la redención de la pena por el trabajo, se computará como un día de trabajo la actividad laboral realizada al menos durante cuatro horas, así sea en días diferentes. Para estos efectos no se podrá mas de ocho horas diarias de trabajo.

    La redención de pena por el trabajo se acredita con la planilla de control laboral efectiva que estará a cargo del jefe de trabajo. Para tener derecho a este beneficio, el interno tiene que haberse inscrito previamente en libro de registro de trabajo.

    Para la redención de la pena por educación, se computará como un día de estudio, la dedicación a esta actividad durante al menos cuatro horas efectivas mínimas, así sea en días diferentes. Para estos efectos, no se podrá computar mas de ocho horas diarias de estudio. Se acredita con la evaluación mensual de los estudios con notas aprobatorias y la planilla de control educativo. El informe trimestral que se realiza, es agregado al expediente personal del interno.

    Para tener derecho a este beneficio, el interno tiene que haberse inscrito previamente en el libro de Registro d Educación.

    A efectos de establecer el computo de la redención de la pena por trabajo o educación, el periodo será el comprendido entre el primer al último día que el interno haya realizado una de estas actividades.

    Los horarios de trabajo o de estudio no se realizarán los días domingos ni feriados, los cuales tampoco se tendrán en cuenta para la redención de la pena por el trabajo o el estudio. En caos especiales, debidamente autorizados por el Consejo Técnico Penitenciario, con la debida justificación, las horas trabajadas o estudiadas durante dichos días se computarán como ordinarias.

    TRAMITE.-

    Solicitud al juez que conoció el proceso, adjuntando los requisitos como: copia certificado de testimonio de condena, certificado de buena conducta expedida por la autoridad competente del Establecimiento Penitenciario, certificado de ingreso, certificado de los días redimidos por el trabajo o educación por el INPE.

    El juez remitirá la solicitud al Fiscal Provincial Penal, para que emita su dictamen el que será efectuado dentro del tercer día.

    Recibido el Dictamen el juez resolverá la solicitud dentro del mismo término; contra lo resuelto por el juez procede recurso de apelación.

    Una vez concedido el beneficio el interno que no observe las reglas establecidas durante la jornada de trabajo o de educación, perderá el derecho al cómputo de dicha jornada para la redención de la pena.

    3.2  LIMITACIONES

    En los casos en que el interno sea sancionado disciplinariamente con aislamiento no puede redimir la pena mientras dure dicha medida.

    La Sanción Disciplinaria de Aislamiento: Es de aplicación sólo en los casos, en que el interno manifiesta agresividad o violencia y cuando en forma reiterada y gravemente altera la normal convivencia en el Establecimiento Penitenciario. Para aplicar esta sanción se necesita previamente de informe médico el que puede suspender o modificar la sanción de acuerdo al estado de salud del interno. No se aplica esta sanción:

    – A la mujer gestante

    – A la madre que tuviera hijos consigo,

    – Al interno mayor de sesenta años

    3.3  INAPLICABILIDAD.

    – DE ACUMULACIÓN.

    El beneficio de la redención de la pena por el trabajo y la educación, no es acumulable cuando estos se realizan simultáneamente. Se accede a este beneficio sea por el cómputo de los días trabajados como por los estudiados, pero no los dos a la vez. Si el intento estudia y trabaja a la vez, realiza las dos actividades en el día, no puede computarse el día trabajado dos veces en cada modalidad. Se tendrá en cuenta el día como trabajado o estudiado a elección del interno, de no ser así se daría el uno por uno, no contemplado por nuestra legislación.

    4. CASOS ESPECIALES.-

    4.1 SEGÚN EL CODIGO DE JECUCIÓN PENAL

    Se redime la pena mediante el trabajo o la educación a razón de un día de pena por cinco días de labor efectiva o de estudio según corresponda, en los casos:

    – Agravados de los delitos de exposición y abandono de personas en peligro y exposición a peligro de personas dependientes con resultado grave o muerte (Articulo 129 del Código Penal).

    – De los delitos de violación sexual de menores de catorce años de edad (Articulo 173 del Código Penal) y delitos de violación sexual de menor de catorce años seguida de muerte o lesión grave (Articulo 173 a).

    – Del delito de extorsión, cuando la pena a imponerse será no menor de veinte años cuando el rehén es menor de edad, cuando el secuestro dura más de cinco días, cuando se emplea crueldad contra el rehén, cuando el rehén ejerce función pública o privada o es representante diplomático, cuando el rehén es invalido o adolece de enfermedad, cuando es cometido por dos o más personas (Artículo 200 segunda parte).

    – De los Delitos de traición(Artículo 325), intervención en grupo armado dirigido por extranjero ( Articulo 326), destrucción de límites fronterizos (Artículo 327), actos desleales con el país (Artículo 328), inteligencia desleal con agente externo (Artículo 329), revelación de Secretos nacionales (Artículo 330), traición por revelación de secreto de Estado (Articulo 331), y favorecimiento bélico a estado extranjero (Artículo 332).

    -Del delito de Rebelión (Artículo 346).

    Es un derecho y un deber del interno trabajar, éste se organiza y planifica

    de acuerdo  a        su aptitud   y calificación Laboral, sin peIjudicar         la

    seguridad del establecimiento penitenciario, contribuyendo de esta forma a su rehabilitación.

    El trabajo penitenciario puede ser individual o colectivo, en ambos casos, el INPE establecerá el horario y la producción mínima para efectos de la evaluaciones periódicas y la redención de la pena.

    Es obligatorio para los internos sentenciados como medio terapéutico adecuado a los fines de la resocialización. Los internos procesados pueden participar voluntariamente en la actividad laboral. El trabajo:

    – No tendrá carácter aflictivo. No debe ser como los trabajos impuestos antiguamente, que lejos de ser útiles embrutecían al interno. El trabajo será de tal forma que contribuya a la formación del interno, y que le permite aprender nuevas actividades desconocidas, las que le servirán para sostenerse luego de egresar del penal.

    – No será aplicada como medida disciplinaria.

    – No atenderá contra la dignidad del interno.

    Para el control de la actividad laboral de los internos, el Área de Trabajo delEstablecimiento         Penitenciario        deberá        llevar los     libros correspondientes, debidamente legalizados por el Secretario del Consejo Técnico Penitenciario. Estos son:

    * Libro de Registro de Trabajo. Donde se inscriben los internos que se dedican a la actividad laboral.

    * Libro de Planilla de Control Laboral. Donde registran la asistencia diaria al trabajo y las horas efectivamente trabajadas.

    El producto del trabajo del interno, procesado o sentenciado, se distribuirá de la siguiente manera:

    * El 10% para costear los gastos que genera la actividad laboral del interno a favor del Instituto Nacional Penitenciario.

    * El 90% para los gastos propios del interno y su familia.

    En caso que el interno concluya su actividad laboral al obtener su libertad o ser trasladado a otro establecimiento penitenciario, la administración debe liquidar lo abonado sobre costo de los gastos que genera la actividad laboral del interno a favor del Instituto Nacional Penitenciario.

    A su vez, los internos pueden presentar servicios auxiliares o de mantenimiento. La elección de estos internos no es tomada ala ligera, se necesita que los encargados de estos servicios sean personas que gocen de cierta confianza por parte de la autoridad penitenciaria, a fin Prevenir fugas, motines, entre otras situaciones que alteren la tranquilidad del establecimiento penitenciario, y afecten el tratamiento de los demás internos. Estos servicios comprenden las actividades de cocina, enfermería, lavandería, panadería, almacén, biblioteca, jardinería y otros similares.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here