142fc496eac1104b24ae30fdcb1cffa1.12761805259

La violencia hacia las mujeres en Japón

También el gobierno nipón ha plateado una campaña contra la violencia hacia las mujeres. En el cartel de la campaña 2010, presidido por una imagen manga, se subraya que el 10% de las mujeres casadas sufren alguna forma de violencia.

Se señala así mismo, en la campaña japonesa de este año, que hay un aumento de la violencia en las relaciones afectivo-sexuales entre jóvenes. Vemos que este dato, tan preocupante, es común en muchos lugares

La violencia más común es el maltrato físico.

Según el buró sobre violencia doméstica, el 15.5% de las mujeres en Japón ha sufrido violencia

física de parte de su esposo o novio. El 5.6% ha sufrido amenazas violentas de parte de su esposo

o novio, y el 9% ha sufrido cohersión sexual de parte de su esposo o novio. En total, 1 de cada 5

mujeres ha sufrido violencia física de uno o más de éstos tipos.

Las formas más típicas de violencia son: golpear, patear, lanzar, ahorcar, tirar un objeto, tirar

de cabello, apuntar con cuchillo de cocina, lanzar por la escalera, quemar con cigarrillo, no

dejar entrar en la casa, destruir y desechar lo precioso, lanzar insultos ante el público,

coaccionar el acto sexual aunque no lo desea, no colaborar en impedir la concepción, hacer ver

pornografía a la fuerza y tratar a la mujer como un instrumento, no cargar con los gastos para la

vida, impedir a la mujer trabajar fuera y ganar ingresos por cuenta propia, etc.

El 4.4% de las mujeres expresan que “han sentido sus vidas en peligro”, debido a ésta violencia de

su esposo o novio.

La mujer extranjera (que vive en Japón), en condición de maltrato.

Es relativamente fácil para una mujer japonesa encontrar un lugar para vivir. La mujer extranjera

en condición de maltrato, por el contrario se tiene que enfrentar a una inmensa cantidad de problemas. Muchas de

esas mujeres tienen visas caducadas y se encuentran en indefensión hacia sus abusivos esposos

japoneses. Una mujer Americana tenía 3 niños con su esposo japonés, y fué arrojada de su hogar por

su esposo. Se le encontró golpeada y durmiendo en un parque, después de 2 años de andar vagando

sin hogar. Ella tenía una visa de residente permanente por su matrimonio, pero su esposo se negó

a darle ayuda.

Fuente:http://www.gender.go.jp/main_contents/category/kaigi.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here