DATOS GENERALES

Es un distrito de la provincia de Quispicanchi a unos 40 Kms. al oriente de la ciudad del Qosqo y a 3100 m.s.n.m.. Su nombre original fue Antawaylla (“anta”: cobre, “waylla”: pradera) traduciéndose como “pradera cobriza”, que posteriormente se españolizó en “Andahuaylas”; mas al existir una provincia más grande con el mismo nombre en el departamento de Apurimac, su nombre fue transformado en diminutivo para evitar confusiones. Andahuaylillas es un pueblito muy acogedor, con un clima abrigado bastante benigno como consecuencia de encontrarse rodeado de montañas y a la ribera izquierda del río “Vilcanota” que más abajo se denomina “Urubamba”; sus tierras tienen una fertilidad privilegiada y su gente es tranquila y amigable.

REFERENCIAS HISTORICAS

Su nombre antiguo era Antawaylla (Anta = tonelero, Waylla = pradera) que se traduce como “pradera cobriza”. El nombre más tarde fue “Andahuaylas”; pero coincidía como una provincia más grande que tiene el mismo nombre en Apurímac.

Por lo que su nombre se transformó al diminutivo y por evitar las confusiones a Andahuaylillas, este es un pueblo pequeño que da la bienvenida, con un clima caluroso saludable a consecuencia de estar rodeado por montañas en el banco izquierdo del “Vilcanota” río que en las más bajas regiones se nombra como “Urubamba”. Sus tierras tienen una fertilidad privilegiada y su gente es tranquila y amistosa.

REFERENCIAS ARQUEOLOGICOS

La “Capilla Sixtina” de América

La iglesia San Pedro de Andahuaylillas es el mayor atractivo para los visitantes, pues debido a la calidad de sus obras de arte es considerada como la “Capilla Sixtina” de América.

Fue construida por los Jesuitas a finales de siglo XVI y principios del XVII. Su estructura arquitectónica es la clásica de las iglesias de pueblos pequeños. Sus paredes son anchas, típicas de los edificios coloniales, hechas con ladrillos de barro secados al sol, una fachada adornada con murales y dos columnas de piedra proyectadas hacia la verja principal.

REFERENCIAS FOLKLORICAS

En ésta ciudad se celebra cada 14 de setiembre, la fiesta del Señor de Huanca, multitudinaria y colorida peregrinación de la población hacia el mirador. Entre las fiestas, sobresale el Yawar Fiesta, recreación andina de la corrida de toros española que representa la confrontación ritual entre el mundo andino y el hispano. Puede verse en la localidad de Pacucha en 28 de julio. En este mismo mes se celebra la fiesta de Santiago Apóstol, en la que es posible apreciar el tradicional marcado del ganado. Otras fiestas de la región: Niño Jesús de Praga (Andahuaylas, 25 de enero), la fiesta de la Virgen de la Candelaria (San Jerónimo, 2 de febrero).

La principal, antigua y cuatricentenaria celebración de todo Apurimac es la Fiesta de Nuestra Señora de Cocharcas en su Santuario de Chincheros, principal lugar de peregrinación de muchos devotos del Perú y extranjero desde 1598, en que se inció su culto, se celebran novenas, misas y procesiones.

La Plaza de Armas de Andahuaylillas

La inmensa Plaza de Armas está rodeada de frondosos árboles de pisonay (o árboles de coral) y árboles de palma. Está considerada como una de las plazas más hermosas de la región.

A pocos kilómetros de aquí se encuentra la localidad de Huaro, en donde se dice residían los brujos en tiempos del Incario. Allí hay un magnífico templo colonial cuyas pinturas murales son de Tadeo Escalante (1803), uno de los últimos maestros de la Escuela Cusqueña

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here