EL DOMINGO DE RAMOS EN EL CUSCO, SUS COSTUMBRES, SUS PROCESIONES Y PECULIARIDADES

“Regocíjate sobremanera, hija de Sion. Da voces de júbilo, hija de Jerusalén. He aquí, tu rey viene a ti, justo y dotado de salvación, humilde, montado en un asno, en un pollino hijo de asna”. (Zacarías 9: 9)

Esta profecía se cumplió en Yeshúa, en Jesús de Nazaret, que fue aclamado al entrar en Jerusalén, montado en un pollino (Mateo 21:5).

DOMINGO DE RAMOS Y LA ENTRADA TRIUNFAL DE JESÚS:
Parece importante que Jesús haya querido entrar a lomo de burro a Jerusalén, en ese momento supremo de su vida, con un clima político hostil y un cáliz muy amargo que tomar. Entrar en burro a Jerusalén, resaltaba su condición de líder modesto y pacífico. A partir de este momento es que el asno asume un carácter simbólico que lo asocia con la humildad y la pacificidad. (Jesús: En burro para nacer y morir – “Rafael Peralta Romero”).

De esta manera queda muy patente la Humildad de Jesús, ¿por qué eligió el burro y no entró en caballo?, porque el caballo es el medio de transporte del rico, el burro el medio de trabajo del pobre.

COSTUMBRES DEL DOMINGO DE RAMOS EN EL CUSCO

El domingo de Ramos es un día muy importante para para el poblador Cusqueño, la Basílica Catedral y en general todos los templos de la Ciudad se ven colmados de feligreses, siendo la Catedral la que ostenta la mayor concurrencia.

Escuchar la primera Misa de este santo día era una costumbre familiar; madrugar para llegar temprano a la Catedral y conseguir un buen lugar, una necesidad (aún recuerdo a mi Padre despertándonos de madrugada para ir a la Catedral y estar cerca al Taytacha Temblores, o mi madrecita -Q.E.P.D.- abrigándonos con la ropa más adecuada para soportar el frio); llegar a la Plaza de Armas y conseguir un “ramito”, una obligación (un ramito para cada uno, en los tiempos de bonanza. Uno para toda la familia en los tiempos difíciles, pero siempre se tenía que conseguir un “ramito”); pues este ramito una vez bendecido y después de “haber oído la misa”, se convertía en un objeto sagrado, que llevado a la casa era puesto en un lugar de privilegio, pues el protegería el hogar y a la familia.

Este “ramito”, de palma y romero, hábilmente tejido para darle forma de Cruz u otras más caprichosas, luego de ser bendecido en la Misa de Domingo de Ramos, era conservado en la casa con mucho cuidado, y en ocasiones algunos de sus componentes (generalmente el romero) eran utilizados como un “remedio casero” muy efectivo. Era costumbre colocarlo detrás de la puerta, y conservado todo el año hasta la siguiente fiesta de carnaval, pues el último día de carnaval o el primer día de la cuaresma (el Miércoles de Ceniza) era quemado; generalmente los sacerdotes pedían a los fieles que llevaran “los ramitos” del año anterior, para que con la ceniza producto de su incineración se obtenga la ceniza necesaria para los rituales del Miércoles de Ceniza (valga de redundancia).

La importancia de este Día en el Cusco, generalmente eclipsado por la Monumental presencia del Taytacha Temblores, es la razón por la que en muchos templos de la ciudad se realicen concurridas y peculiares procesiones donde Jesús en su ingreso triunfal a Jerusalén es el protagonista omnipresente, sin dejar de lado a un protagonista curioso y peculiar; El Burrito de Domingo de Ramos.

LAS PROCESIONES DE DOMINGO DE RAMOS EN CUSCO.

En la Ciudad y en la Región del Cusco, existen muchas procesiones de Domingo de Ramos, la gran mayoría recurren a la participación de un Burrito de “carne y hueso” para su realización, para que sea el, el encargado de llevar al “Señor de Ramos o Señor de Domingo de Ramos” al templo; siendo la procesión más importante la que se realiza en el distrito de San Sebastián.

Otra procesión de igual importancia se da en el distrito de Zurite, de la provincia de Anta. Con la peculiaridad que en esta procesión los pobladores de Zurite, acompañan la procesión llevando banderas peruanas y colocando en el suelo, en la parte final del recorrido procesional, sus propios ponchos y mantas para adornar el recorrido del “Señor de Domingo de Ramos”.

Otra procesión con un burrito real, es la que sale del templo de San Francisco, en donde como diría “il poverello d’Assisi”, el gran San Francisco de Asís en persona; Fray Burrito juega un papel muy importante al llevar a la imagen del “Señor de Domingo de Ramos” en su lomo mientras se lleva a cabo la procesión alrededor de la plaza san Francisco, donde está el Colegio Ciencias del Cusco con su pequeño burrito como mudos testigos de esta curiosa procesión.

En el distrito de Oropesa, de la Provincia de Quispicanchi; se lleva a cabo una hermosa procesión muy concurrida por todo el pueblo, que dejando de lado su tradicional labor de elaboración del pan chuta, se reúnen en el ingreso al distrito para desde ahí acompañar la imagen procesional del “Señor de Domingo de Ramos”, esta vez montado sobre un burrito de escultura.

Y finalmente, desde el templo de Santa Catalina, sale una muy completa procesión, la única en el Cusco y quizá también en el país. La única procesión donde están presentes los “doce apóstoles” (si, incluido judas!!), que hacen recordar los famosos pasos procesionales de Sevilla (aunque en un tamaño menor, y no por ello menos bella).

EL BURRITO EN EL CUSCO
Como muchas cosas en el Cusco, al burrito se le cambio de nombre y se le bautizo cariñosamente como “Marianito” (sobrenombre muy utilizado, principalmente en los pueblos quechua hablantes), tal vez relacionado a su presencia llevando a María durante la navidad (primero rumbo a Belén, para el censo. Luego en el pesebre durante el nacimiento y finalmente en la huida a Egipto, llevando a María con el Niño Jesús en brazos)

El burrito es la mascota del Colegio Ciencias y el Club Cienciano del Cusco. Representa paciencia y humildad (aunque su origen como mascota de ambas instituciones no está relacionado con esta celebración).

Y es el que abre paso a las procesiones como parte principal del “ALBAZO”, DANZA AUTOCTONA CUSQUEÑA DONDE JUNTO AL SOLDADO Y LA WAYLACA INICIAN TODAS LAS FESTIVIDADES DE NUESTRA TIERRA.

El color litúrgico de la Celebración de Domingo de Ramos es el ROJO.

EL COLOR ROJO; simboliza la sangre y la fuerza del Espíritu Santo. Se refiere a la virtud del amor de Dios. Es usado principalmente en las fiestas de la Pasión del Señor como el Domingo de Ramos y el Viernes Santo. También en fiestas del Espíritu Santo como el Domingo de Pentecostés y en las fiestas de los santos mártires. También en la administración del sacramento de la Confirmación y en las liturgias dedicadas a los instrumentos de la Pasión. En la Santa Sede se usa para las exequias de los cardenales o del sumo pontífice.

Investigación etnográfica, recopilación de mitos, edición y publicación por Puccaponcho Paucarruna Cusco 2015 / D.L. 822 – LEY SOBRE EL DERECHO DE AUTOR copyright © -2015. PUCCAPONCHO PAUCARRUNA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here