SAN ROQUE, EL PERRO DE PLATA Y EL CORPUS CHRISTI:

0
224

SAN ROQUE, EL PERRO DE PLATA Y EL CORPUS CHRISTI: “LOS OTROS SANTOS DEL CORPUS”

“San Roque con su perro de plata, cuyas andas conducen los muchachos y la zarandean a su antojo, las llevan de aquí para allá, arremeten contra el mercado de frutas que se arregla sobre los portales de los contornos y roban las apetecidas “achiras”, cañas y naranjas” (Corpus Christi del Cusco – Descripción del Doctor José Uriel García. Publicado en la Revista Universitaria de 1925).

Es esta la primera referencia de la participación de “San Roque” en las festividades de Corpus Christi en el Cusco, siendo este el origen de la mención que hace el Dr. Victor Angles en su libro. A donde le agrega la frase: “… hace decenios que ha desaparecido San Roque, como también su perro de plata” (Historia del Cusco II, Pág. 611).

Hace 4 años compartimos una pequeña recopilación sobre San Roque, dando a conocer algunos detalles sobre este famoso Santo, aunque en la actualidad algo olvidado. Cuando nuestro perfil anterior se “convirtió” en página y se eliminaron los trabajos iniciales, no hubo oportunidad de volverlo a compartir. Desde entonces pudimos encontrar aún más datos, los cuales ahora compartimos con ustedes apreciados amigos y seguidores.

Su hagiografía e iconografía es harto conocida, además que en la red existen muchas páginas que las describen a detalle. Son los datos relacionados a su devoción en nuestra Ciudad, los más escasos y curiosos, así que sobre ellos me centrare, describiendo: “La importancia de San Roque en la Colonia, su invocación y patronazgo contras las más famosas pestes que asolaron el Cusco, la intención de creación de una capilla en su honor, su vínculo algo olvidado con la orden franciscana, su presencia en el Corpus Christi del Cusco, su presencia alegórica en algunas antiguas historias devocionales de un importante barrio, el destino del famoso perro de plata y como plus una versión distinta de otro barrio que también pugna por el derecho de procedencia del Patrón San Roque”.

Todos estos datos, conseguidos en los últimos 3 años luego de haber compartido nuestra primera recopilación el 2014, donde me centre más en el simbolismo del “perrito de san Roque”; el origen andino de las creencias sobre los “perros negros” y su auxilio a las almas. Bueno ya les di suficientes razones para que nos acompañen en el relato y espero que sea de su agrado, entonces comencemos:

La primera vez que supe de “San Roque y su perrito”, fue en aquel párrafo del primer libro que mi padre me regalo cuando era niño. Desde que lo leí, viví fascinado con el “santo con su perrito”, hasta soñaba con cargar su anda (no por el gusto a las achiras, sino por el cariño que le tengo al Canis lupus familiaris)

La primera mención histórica a San Roque en las Crónicas de la Ciudad, remonta a la terrible peste de 1616:

— “Desde el mes de Mayo hasta principios de Setiembre corrió en esta ciudad una peste de garrotillo y erisipela, con letíferas fiebres y varios tumores, que no había casa en donde no estuviesen heridos muchos y los más desahuciados. Murieron muchas personas de diferentes estados,… Hizo la ciudad procesiones muy devotas,… El señor Obispo don Fernando de Mendoza hizo también fiesta al glorioso San Sebastián mártir, celebrando sus vísperas en la Catedral el Domingo 24 de Agosto, y al día siguiente una misa solemne, sacando al Santo en procesión con asistencia de ambos Cabildos, cleros y religiosos… el Cabildo secular por acta de 23 DE DICHO MES, OFRECIÓ JUNTAMENTE EL AYUDAR CON EL SITIO Y EXPENSAS Á LA OBRA DE LA ERMITA QUE EL OBISPO QUERÍA FABRICAR EN HONRA DEL GLORIOSO SAN ROQUE, ABOGADO GENERAL DE EPIDEMIAS” (Anales del Cusco, 1616) *las mayúsculas son nuestras*

En el continente europeo la invocación a San Roque como protector contra las epidemias era una costumbre muy difundida, así que no es raro que esta se replicara en el Cusco durante la peste de 1619. Otro dato importante surge décadas después, también relacionado a otra epidemia:

— “Padecieron igual calamidad los sanos como los epidemiados,… No quedó imagen á quien no hiciesen promesas, ni santos á quien no tributasen especial culto, implorando su patrocinio, en particular á los patrones auxiliadores de las pestes, san Sebastián, san Antonio, san Roque, san Juan de Sahagún, á quienes se dedicaban misas cantadas, devotas novenas, y reverentes obsequios de luces y adornos en sus aras.

— Nuevamente juró el Cabildo secular, por patrón y abogado de epidemias, el 16 de Setiembre, á san Francisco Javier… ELIGIERON TAMBIÉN LOS PREBENDADOS Á SAN ROQUE” (Anales del Cusco, 1720) *las mayúsculas son nuestras*

Las elecciones de patronazgo durante la colonia se hacían ante una imagen procesional, en la cual recaía el patronazgo. Todos los santos mencionados tuvieron sus imágenes procesionales y salvo San Juan Sahagún o San Francisco Javier (cuyas órdenes por uno u otro motivo abandonaron el Cusco), sus celebraciones persistieron en el tiempo.

¿Cuál fue la imagen procesional? ¿Dónde se ubicó su ermita? ¿Aún se conserva la imagen? ¡Buenas preguntas! Aunque si la ermita se llegó a construir lo más probable es que esta fuera destruida en el terremoto de 1650, y si la imagen se conservó, esta debió ser llevada a algún templo de la Ciudad donde su celebración continuo.

En los templos de la Ciudad la imagen de San Roque es excepcional, los más conocidos se encuentran en barrios vecinos, donde curiosamente se relatan algunas historias.

Hace dos años (2015) en el templo de la Almudena, un atento colaborador nos contó que el Patrón San Roque que “salía” era de la Almudena (el año anterior, el 2014, habíamos subido la historia de san Roque usando una fotografía de la imagen que se encuentra en el altar mayor del templo, terminando la recopilación con un pedido; de que si alguien sabia más sobre aquella imagen que participaba del Corpus tuviera a bien en poder contarlo) y nos dijo que en una ocasión la imagen tuvo un accidente y desde aquella vez se perdió su participación. Mucho tiempo después la Virgen de la Almudena tomo su lugar. Pero hizo la aclaración de que no se trataba de la imagen del altar mayor. Que era otra y que esta desapareció. Buen dato, pero ¿Y el Perro de Plata?

Luego, investigando sobre la Virgen de Belén; el año pasado compartimos con ustedes una historia Recopilada por el Dr. Abrahán Valencia. Quien narra de la visita del Señor de los Temblores a la Virgen de Belén en su Templo, donde explica que es tradición entre algunas personas del barrio, de que quien “concierta” el encuentro y abre las puertas del templo de Belén es el Patrón San Roque. Bueno de más está, hacer recordar que San Roque es Patrono de las Epidemias.

Si algo me ha enseñado todo el tiempo que vengo haciendo este “trabajo”, es que no es casualidad la participación de estas imágenes devocionales en algunos cuentos y leyendas, que todas tienen explicaciones o razones de ser.

Por esos días acompañamos a una pequeña procesión particular de un “Cristo de la Justicia” hacia el templo de Belén; una vez en el templo nos comentaron un curioso hallazgo en el altar de san Francisco de Asís, más exactamente delante de la imagen del Señor de la Justicia, cuando de la nada y casi sin proponernos salió un comentario:

¡El perro de plata existe! … ¡¿en serio?! SI, está bien resguardado y protegido. ¿¿!!POR FAVOR LO PUEDO VER!!??. NO, Pero si existe. Te lo puedo asegurar. ¡¡EN SERIO POR FAVOR DIME QUE EXISTE!! SI, yo mismo lo he visto”… la conversación más extraordinaria que tuve en toda mi vida, recuerden que desde niño viví fascinado con el “Santo del Perrito” y producto de este trabajo lo pude hallar.

Bueno, la participación de San Roque en la historia de la visita del Taytacha a la Virgen de Belén, no sería casualidad, solo un vago recuerdo de la presencia de San Roque en el Corpus Christi, sumado a ello su antigua importancia como “Patrono General contra las Epidemias”. Quizá no sea la misma imagen, la cual en realidad pudo haber sufrido ese “accidente” que nos comentaron en la Almudena. Pero de que hubo una imagen de san Roque que salía al Corpus con un perro de plata, la hubo. Y que probablemente pertenecería al barrio de Belén, todo indica que así fue.

¿Es la imagen que aún se conserva en el Templo de Belén la misma que participaba en el Corpus el siglo pasado? Podría ser; por lo menos la existencia de un “exvoto” en forma de “perrito plateado” en la parroquia, así como el registro de relatos en los cuales San Roque es participe, darían rastros de una antigua participación ¿Qué tan antigua fue esta? Quizá tardía, siendo el único registro de ella, la descripción que hace el Dr. J. Uriel García del Corpus en la segunda década del siglo pasado.

De esta forma iniciamos la segunda etapa del Corpus previo a la Octava, recordando a algunas imágenes históricas cuya participación en el Corpus está confirmada. Comenzamos ahora con San Roque, declarado en 1720 Patrono Protector del Cusco contra las Epidemias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here