EL BAPTISTERIO de la Iglesia de Andahuaylillas

0
287

Este recinto, al que se accede por la portada decorada con pintura mural, a manera de arquitectura pintada, posee vano de ingreso rematado en arco y puerta de dos hojas en madera tallada y policromada del siglo XVII el cual es un espacio pequeño cuyos paramentos estaban decorados con cenefas y frisos pintados en los muros, evidencias de ello permiten suponer que todo este espacio estuvo profusamente decorado con pintura mural. Las cenefas más antiguas son las monocromas, negro sobre blanco, que se observan en la parte superior del ambiente. Representan grutescos de origen greco-latino y fueron pintadas a inicios del siglo XVII.

M o tiv o s flo ra le s y ro le o s , a s í c o m o e l m o n o g ra m a d e M a ría s e o b s e rv a n e n fris o s p o líc ro m o s d e lo s s ig lo s XVII y XV III.

E n e l c e n tro s e s itú a la P i la B a u tis m a l, p ie z a ta lla d a e n p ie d ra a n d e s ita , c o n p o lic ro m ía y re s to s d e p a n d e o ro , factura del siglo XVII, asentada sobre podio contemporáneo. Un pequeño altar de piedra de factura Inca se sitúa bajo el lienzo que representa la escena del Bautismo de Cristo. Está pintada de color verde con ribetes en pan de oro. Completa el equipamiento de este ambiente, la pequeña alacena en el muro derecho, con puerta de estilo barroco mestizo del siglo XVIII es tallada y policromada con detalles de sobredorado, cuyas hojas interiores están igualmente pintadas con flores polícromas. El interior del nicho con decorado de e s tr e l l a s , fl o r e s y u n C r i s to C r u c i fi c a d o e s d e fa c t u r a p o p u l a r d e fi n e s d e l s i g l o X V I I I .

Domina el espacio el lienzo del Bautismo de Cristo, enmarcado por pintura mural a modo de retablo, simulando falsas pilastras laterales con coronación. Sobre esta pintura mural se observa otra superpuesta que representa a Dios Padre mirando hacia la escena del bautismo. Dos ángeles tenantes sostienen a ambos lados cortinajes que enmarcan la tela. Estos murales son del siglo XVII. Restos de frisos y cenefas florales que han sido conservados en la década de los años 70 del siglo XX, completan el paramento.

El lienzo del Bautismo de Cristo, de gran dimensión, muestra la escena de Cristo recibiendo el bautismo de manos de Juan el Bautista en el río Jordán. Está firmado por el pintor criollo Luis de Riaño y fechado en 1626. Además de la firma colocada en una tarja, se lee la siguiente inscripción:

Esta inscripción menciona el apellido del párroco del templo de aquel entonces como Bocanigro. Es uno de los valores patrimoniales más importantes del templo, por su gran calidad pictórica, la alusión a Juan Pérez Bocanegra y ser de los pocos lienzos firmados por el pintor Luis de Riaño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.