La ciudad del Cusco se encuentra ubicada en la Cordillera central de los Andes a una altitud de 3,350 m.s.n.m. en la Plaza de Armas, en el valle del Watanay, en las nacientes del río del mismo nombre. Río Watanay significa río que “amarra”, que une a su vez a los riachuelos de Huancaro, Ch’unchulmayu, Saphy, Tullumayu y T’otora Phaqcha ahora llamado riachuelo de Mesa Redonda. El espacio nuclear del Qosqo es una zona montañosa; su nicho geográfico es el pequeño valle del Watanay que recorre en la dirección NW a SE, con 40 Km. de largo por 5 Km. de ancho, encajonado por la serranía de Willkakunka (Vilcaconga) al sur-oeste que divide la cuenca hidrográfica del Watanay-Vilcanota de la del Apurímac y por el lado nor-este se encuentran las serranías de Ullu chiri-Pachatusan, Pikol y Senqa que dividen la cuenca del Watanay y el Vilcanota. En este valle hace 15,000 años A.C. existía el lago Morkil en la actual ciudad; luego otro lago entre Angostura y cerro Kuntur Wachana (Oropesa), y el tercer lago donde aún existe la laguna de Huacarpay. Fueron lagos residuales del antiguo mar.

Geopolíticamente Qosqo inka ocupa el lomo del potro apocalíptico de la cordillera de Los Andes, sitio estratégico que le facilitó la empresa conquistadora, porque, quien domina el Highland o mesetas andinas, domina con facilidad los valles. La alta montaña es el refugio de las libertades, de las democracias y de las repúblicas campesinas.

Hablando de la formación orogénica del Valle Sagrado de los Inkas, el geógrafo cusqueño Jorge de Olarte Estrada, nos expone que el batolito de Machupijchu, que es una potente intrusión granítica que funciona como un nivel de base transitorio, y por lo tanto en su parte inicial, al sur, es como un dique que contiene el nivel del valle, por que contiene al río, y evita que éste haya abierto un cañón en el sector medio de Calca Urubamba, y permite que el valle alto de Urubamba tenga terrazas aluviales, porque ha levantado el nivel del valle y del río, incluso de sus afluentes como Watanay. Así surgió el valle de Urubamba con gran amplitud y fertilidad agrícola, con un clima ideal que se convirtió en el paraíso del maíz de gran calidad, de marca “original inka”, único en el mundo. Este valle fue el núcleo de cohesión en la geopolítica inkaika.

El clima del Cusco es templado-frío, ocupa la parte alta de la región geográfica quechua o “qheswa”, tiene dos estaciones bien marcadas: la estación de lluvias intensas, de diciembre a abril con la maduración de frutos. La estación de la sequía y el frío intenso desde mayo a julio, época de cosecha, luego en agosto comienza el año agrícola inka con la siembra del maíz. Las estaciones de otoño y primavera pasan desapercibidas.

Fuente: Inca Trail Treks

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.