Jairo y la Flor

    0
    279

    Seudónimo: La asegurada

    Cierta vez en una  Aldea muy  lejana, en donde no llegaba vía de transporte ni fluido eléctrico, vivía una familia  pobre, con sus dos hijos Jairo de nueve años y Tika de seis años, Sus Padres, eran trabajadores en la chacra, a un rincón de su casita tenían un huerto donde  plantaban varias verduras como: zanahoria, cebolla y lechuga.

    Jairo siempre iba  por el campo a hondear pajaritos escuchando su única y  pequeña radiecita que no lo soltaba nunca y su  perrito Tintán a lado. Su hermanita Tika se quedaba en casa cuidando su chanchito y sus dos gallinas.

    En ese Aldea había una escuelita en la que asistían Jairo y Tika, era un alumno estudioso, en la escuela le llamaban Jairito, Siempre hiso quedar en alto el nombre de su escuela, era un niño muy destacado, sus padres se sentían orgullosos de él. Así Jairo estaba por termina su educación primaria.

    Un Día Jairo muy triste, en su casa se puso a escucha su radio, dijeron que a fines del mes siguiente pasaría un problema grave, que iba presenciarse un sismo.

    Al día siguiente Jairo en su escuelita informó a sus profesores. Primero no le creyeron, el alumno insistió. Entonces los profesores, los padres de familia y los alumnos empezaron a organizarse, formaron grupos de simulacro y otros.

    Llegó ese día tan esperado, por toda la Aldea se alteró mucho, los niños y mujeres lloraron mucho. Su familia de Jairo perdió la vida, pero en la escuelita se salvaron, algunos alumnos fueron  heridos, entonces Jairo estaba muy triste, llorando, solo con su perrito Tintán y su radio en la mano. Los profesores le ayudaron, Jairo aceptó la verdad que ya no tenia familia y estaba solo y abandonado en la tierra.

    Se fue a vivir a casa de su Madrina Juana, le ayudaba en la chacra, en la casa. Hasta que un día ya cuando tenia 16 años, llegó un ganadero, dueño de muchas tierras. Le ofreció trabajo, solo le ayudaría en la labor que él realizaba entonces Jairo se ilusionó mucho y se fue con el señor Gabino.

    Cuando llegaron a casa del ganadero. Jairo se sintió extrañado, triste pero el señor Gabino le trataba muy bien como a un hijo suyo.

    Pasaron 9 años, Jairo ya era un joven mayor. Se educó muy  bien, era muy responsable. El señor Gabino ya era avanzado de edad  y ya no trabajaba. El Joven jairo decidió regresar  a su tierra y construir nuevamente  la casa de sus padres.

    Un día el joven salió de viaje muy temprano, caminó mucho. Estaba triste, cansado. Ya al llegar a su aldea, presentía  que alguien le esperaba pensamientos raros d le venia. Al llegar lo primero que hiso fue mirar y recordar los pasados en medio de su antigua casa que estaba caída, sin techo, encontró un lindo florerito con flores desconocidas, lo cogió rápido y cariñosamente, lo llevó al agua y la regó un poco, lo cuido mucho.

    Al día siguiente. Se  levanto temprano y fue a mirar a ver sus terrenos. Fue a ver el florero y vio a una linda y hermosa mujer de ojos azules y trenzas  largas. Jairo corrió a abrazarle y la chica le dijo:

    Jairo Méndez, Dios me envió para ser tu compañera,  para ser tu esposa, pero tienes que hacer una casa, pero rápido, de aquí una semana habrá en sismo muy fuerte y tu sabes que hacer, dijo eso y se pusieron a almorzar los dos juntos.

    El se acordó del gran problema, a que ocurrió hace años atrás, se acordó de su familia, de  su casa y de su escuelita, se puso a llorar y chica le abrazó.

    Al día siguiente. Empezó a informar a las autoridades, a los profesores padres y a todos los habitantes para que se organizaran y se prepararan para prevenir muertes y ese gran  problema. De miedo, la gente empezó a organizarse, enseñaron a sus hijos que cuando ocurra esa tragedia deben tranquilizarse, que no deben alterarse y otros.

    Pasó una semana ocurrió un movimiento muy fuerte, un terremoto fuerte, a horas 5.0 P.M, la gente que se organizó y se  preocupó se salvaron, algunos  quedaron heridos, pero la gente que no tomó interés murió pero fue unos cuantos.

    De un tiempo Jairo se casó con la mujer muy linda, tuvieron dos hijos, el pueblo empezó a crecer y progresar, Jairo fue presidente su aldea, él y su familia fue respetado  por toda la gente y fue un señor muy responsable.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.