El Ñukch’u La Flor Sagrada del Taytacha Temblores y el Cusco Rojo

0
568

Ñuqchu (Qu.) (C.R.) [K310] “During Holy Week, the red flowers are gathered by children and thrown on the figure of Christ in processions to represent his blood. The streets of Cusco are red with corollae of Salvia oppositiflora thrown to the figure from balconies during processions of the fiesta of Lunes Santo” (The Ethnobotany of Chinchero, an Andean Community in Southern Peru – University of Illinois USA.) Ñuqchu (Qu.) (C.R.) [K310]

“Durante la Semana Santa, las flores rojas son colectadas por niños y lanzadas en la figura del Cristo en procesión para representar su sangre. Las calles del Cusco se Tornan Rojas con la corola de Salvia oppositiflora lanzadas a la Imagen de los balcones durante la procesión de la fiesta de Lunes Santo (The Ethnobotany of Chinchero, an Andean Community in Southern Perú – Universidad de Illinois, Estados Unidos de América)”

Es así como describen al “Ñukch’u”, los investigadores norteamericanos de la universidad de Illinois, y así como se refieren a la Ciudad: “… The streets of Cusco are red with corollae of Salvia oppositiflora…” (… las calles del Cusco “son” rojas con las corolas de Salvia oppositiflora…). Así observan y describen al Cusco investigadores y científicos extranjeros, que vienen a nuestra tierra a estudiar nuestra cultura, biodiversidad, historia, costumbres y tradiciones a las cuales muchas veces los propios cusqueños, no les prestamos el interés y el cuidado que merece y en ocasiones somos nosotros mismos (los cusqueños) quienes atentamos contra nuestro patrimonio material e inmaterial.

EL ÑUKCH´U (Salvia oppositiflora): Es una planta perenne propia de nuestra región andina, de la familia Lamiaceae. El tallo, el cáliz y la corola en desarrollo están cubiertos por una fina pilosidad. La flor; cuyo simbolismo en nuestra tierra es de mayor importancia, es de tipo tubuliforme (los pétalos de la corola, se fusionaron), cuyos estambres sobresalen del labio inferior de la flor. Las flores se forman en inflorescencias cortas, dispuestas en pares opuestos (de donde deriva su nombre especifico, oppositiflora); los cálices son de color verde. El Ñukch´u pertenece al género Salvia, término que proviene de la palabra latina “salvare”, que significa “curar”, en referencia a las propiedades curativas de muchas plantas que pertenecen a este género. SI hasta pareciera que desde mismo nombre científico, esta planta y en especial su flor, hubieran estado destinadas explícitamente para ser ofrecidas a nuestro patrón Jurado, pero esto no queda ahí.

Para los Cusqueños; el Ñukch´u, al ser una flor ofrendada al Taytacha, tiene un valor ritual rosando casi con lo sagrado. Pero, ¿es esto es una construcción social contemporánea o tiene alguna relación con el pasado?, veamos:

El eminente Investigador y Botánico Cusqueño, Fortunato Luciano Herrera (una de las joyas más preciadas del Ciencianismo), al escribir sobre el Ñukch´u (mientras describe unos dibujos de plantas sagradas, en un antiguo Kero ceremonial) en su artículo; “Filolatria Indígena”, publicado en el n° 52 de la Revista Universitaria de 1926, expresa de la siguiente forma:

“… se les representa en ejemplares aislados y desprendidos del tallo, para significar posiblemente su aplicación en forma de mistura. Parece que en el antiguo culto peruano esta planta estaba dedicada a las deidades destructoras, al dios Kon (algunos investigadores afirman que la huaca de la Catedral, hoy prisionera en una celda de cristal, tiene por nombre Illa Kon Teqsi Wiracocha), causa inminente de temblores y terremotos. Esta hipótesis se halla confirmada en la observación de que no obstante de ser la planta muy común en la falda de los cerros de todo el departamento y dar sus flores en mucha abundancia en la estación de lluvias, los indios solo la emplean en las procesiones del Cristo Crucificado y particularmente en la del Señor de los Temblores que se venera en la Catedral del Cusco el día de Lunes Santo en que se exhibe su imagen que es objeto de gran veneración entre la población indígena. (Fortunato L. Herrera – “Fitolatria Indígena: Plantas y Flores Simbólicas de los Incas”, Revista Universitaria N° 52, AÑO 1926).

Recordemos que otra flor de Color Rojo, también era tenia por sagrada por los Incas, al punto que era dedicada en ofrenda al Inca, por lo cual se le llego a conocer como “La Flor del Inca”, sin embargo esta no fue utilizada para ser ofrecida al Taytacha, sino más bien solo el Ñukch´u (en la misma época en que florece el Ñukch´u, también florean otras plantas, algunas de color morado -color litúrgico de la Cuaresma- sin embargo estas que también son abundantes nunca fueron dedicadas al Taytacha, un ejemplo es el conocido vulgarmente como “Tarwi-tarwi”).

Satisfechos con la información?? … parece ya abundante, pero ¡aún hay más!

El Rojo fue un color con suma importancia en tiempo de los incas; la Mascaipacha símbolo de poder del Inca (un símil a la corona para los occidentales) llevaba sobre la frente “UNA BORLA COLORADA o BORLA IMPERIAL” la cual solo el Inca podía llevar. Del mismo modo cuando el Inca se traslada por el imperio, delante de la comitiva iba una llama blanca “… vestida con camisa y borla colorada”. De la misma forma el “Sankhu” (alimento sagrado; empleado por los incas en la ceremonias más importantes como por ejemplo, en el Inti Raymi, donde era alimento principal) tenía una variante poco conocida pero de igual o mayor importancia “el YawarSankhu”.

¿Es esta toda la simbología del color rojo? … bueno talvez podamos agregar algo más. Y para nuestros seguidores que piden referencias bibliográficas y citas textuales. Del trabajo de la Dra. Daisy Núñez del Prado Béjar, de su artículo YANANTIN Y MASINTIN: LA COSMOVISION ANDINA:

“…. El color rojo es un color masculino mientras que el negro es un color femenino. El sacerdote andino oficiante debe llevar de preferencia un poncho rojo, así como el Señor de los Temblores en la ciudad del Cusco esta vestido de rojo y es reverenciado con la flor del ñujchu, una flor no cultivada que proviene de los cerros altos.”

Ahora cobra mayor sentido el uso del Nukch´u para el Patrón Jurado del Cusco y el antiguo uso, hasta cierto punto proscrito en la actualidad, de las plumas negras para la Mamacha Belén (como dato curioso diremos, que los colores originales del uniforme del Club Cienciano del Cusco fueron el Rojo y el Negro, este último cambiado a blanco pues según cita Ángel Avendaño en su libro “Crónicas del Cienciano” este color era relacionado al luto -nuestra Señora de la Soledad del templo de la Merced, va vestida siempre así- y luego fue cambiado a blanco, que significa Paz –emulando al Ñukch´u, que una vez colectada y sacada de su cáliz, nuestra un peciolo de color blanco. Y he ahí la razón de los colores del Equipo más antiguo y tradicional del Cusco).

Incluso en los rituales asociados a la siembra del maíz, el color rojo cobra importancia como símbolo de masculinidad:

“… es el varón quien en representación del apu, ara la tierra y abre el surco, en ella se deposita la semilla llevada en un poncho rojo, símbolo de lo masculino. El primer surco que se traza en medio de la chacra se llama patan y simboliza el órgano sexual de la pachamama” (Dra. Daisy Núñez del Prado Béjar – YANANTIN Y MASINTIN: LA COSMOVISION ANDINA).

Parecieran ya, suficientes razones para explicar y entender el “uso ritual contemporáneo”, del Ñukch´u como ofrenda al PATRÓN JURADO DEL CUSCO NUESTRO TAYTACHA DE LOS TEMBLORES.

PERO COMO BROCHE DE ORO DIREMOS ALGO MÁS: LA FLOR DEL NUKCH´U DE UNA TONALIDAD ROJA ANARANJADA PRESENTA DOS ESTAMBRES QUE SOBRESALEN DEL LABIO INFERIOR, ESTOS ESTAMBRES TIENE FORMA DE CRUZ Y SON DE COLOR ROJO OSCURO “ROJO SANGRE”… Y ES POR ESO QUE ES DEDICADA AL CRISTO CRUCIFICADO PATRON DE LA CIUDAD IMPERIAL DEL CUSCO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.